El dibujo como viaje interior

Encuentro reflexivo en el marco de una exposición

Charla
miércoles 9 de octubre de 2002
Peli, Ilustrador
LÍNEA POLÍTICA

1.   Todos somos dibujantes pero unos más que otros

¿Ustedes imaginan la cantidad descomunal de dibujos que se han hecho desde que el hombre es hombre? Me refiero a la creación de dibujos en todo el mundo en todos los tiempos y en todas las culturas millones de toneladas Para hacerse una idea basta pensar cómo SE PRODUCEN Y REPRODUCEN dibujos hoy mismo en nuestro propio entorno cotidiano. Muchísimas toneladas otra vez porque todos somos dibujantes ¿Podemos enumerar ahora mismo las infinitas aplicaciones, la instrumentalidad descriptiva y expresiva del dibujo, lo indispensable que es para la comunicación cotidiana? Basta con pensar en la escritura entre muchísimas otras aplicaciones  "pintar las letras" como decía Simón Rodríguez.
Tal vez la escritura manuscrita aclare algunas ideas destacables con respecto a la práctica social del dibujo y, en última instancia con respecto a la "línea política" que es, por decirlo así, el objetivo estratégico de hoy.

a. LA VISIÓN

La escritura manuscrita, la caligrafía, se basa en nuestros sentidos, en particular nuestra capacidad de aprehender un conjunto de datos- del mundo físico por medio del sentido de la visión. Se basa en nuestra capacidad sensorial para captar el mundo y configurarle como un campo visual tridimensional. La escritura es posible porque vemos.
¿Es obvia la visión? ¿CÓMO CADA UNO ADQUIERE Y DESARROLLA un METODO DE VER? La visión no es obvia.

b.  SISTEMA DE SIGNOS BIDIMENSIONAL

La escritura es un sistema de signos bidimensionales articulado HISTÓRICAMENTE y disponible socialmente, con el que en principio es posible dibujar sobre un soporte -por lo general bidimensional- una versión visual de cualquier conjunto del lenguaje hablado (referir algunos sistemas); no obstante en la práctica utilizamos un conjunto de signos visuales dibujado mucho mayor que los signos del lenguaje escrito (VBG., la cruz, la swastica, el ying y yang, la hoz y el martillo, el pez cristiano, los logotipos en general). De hecho hay todavía culturas que disponen de muchos signos dibujados pero no disponen propiamente de un dibujo sistemático del lenguaje, tal como sucede con nuestros pueblos aborígenes.
Hay una herencia vasta.

c. TECNOLOGIA AD HOC

Nuestro entorno social crea produce y reproduce herramientas y soportes ad hoc para que cualquiera pueda escribir. En el mercado globalizado hay disponibles toda clase de herramientas, desde un lápiz de grafito hasta un computador (ojo con las recetas de Pacheco). La vida social dispone de infinitas superficies, soportes para la escritura del lenguaje y de sinos (hasta en un ticket de metro y con una uña afilada).

d. INFINITAS VERSIONES DEL MISMO SlSTEMA

Se sabe que la caligrafía es personal. Nadie dibuja las letras, las palabras, las oraciones como otro. Pero la mayoría respeta los dados alfabéticos, ANSI o ISO

e. INTERLOCUTORES

Cualquiera que haya aprendido el sistema de signos DEL LENGUAJE puede descifrar un dibujo especifico y destilar los contenidos es decir, habemos escritores y lectores o, mejor dicho, cualquiera de nosotros es alternativamente lector y escritor de dibujos

f. INCOMPRENSIÓN

Algunos miembros de nuestro mundo cotidiano no pueden descifrar el sistema de signos del lenguaje escrito, aunque es posible que sepan interpretar otros sistemas de dibujos y sean dibujantes ellos mismos.

g. El sistema de signos recibe influencias, evoluciona: la caligrafía cambia. Esto es muy importante.

2. La mano de obra especializada

Personalmente pienso que desde el comienzo de la cultura humana hubo mejores bailarines, mejores cantantes, mejores oradores y mejores dibujantes, sólo por mencionar algunas actividades. Digo esto porque creo que cada uno de nosotros debe resolver exactamente el mismo desafío que cualquier hombre que haya vivido antes: conformar su cultura personal según LA CAPACIDAD INSTALADA (tus posibilidades y talentos naturales) en el seno de este grupo social concreto en que naces y, durante ese proceso continuo de enseñanza aprendizaje, vivir la vida. Algunos conformamos nuestra vida alrededor del dibujo.

Por lo mismo la división del trabajo y del ocio me parece inherente a los grupos humanos. No me parece viable que todo ese poco de gente, esos clanes, hayan dibujado en masa, como un kindergarten moderno, con arena y tierra de color, con carbones y óxidos en una cueva, con pincel y tinta china en el Oriente remoto. Que todos hayan sido brillantes y talentosos para dibujar. Hubo maestros mejores que otros y han sido necesarios decenas de miles de años de búsqueda y síntesis para que, además de la práctica colectiva y empírica del dibujo por las personas en la vida cotidiana (vbg., el australiano aborigen), terminara por haber, en nuestra cultura occidental y en muchas otras, dibujantes especializados en dibujar. Piense  en los maestros hindúes; chinos; mayas; olmecas; incas y toltecas. Piense en los gremios medievales. Piense en los arquitectos y escribas egipcios. Piense en todas las especializaciones del dibujar,  antes y ahora. De hecho yo soy uno de esos especialistas en la Venezuela de hoy; es decir, alguien que puede ser considerado un heredero de la suma de todos los hallazgos técnicos y expresivos que nos han precedido y han logrado llegar hasta nosotros en el contexto de la cultura específica que me ha tocado vivir. Premunido del bagaje que he podido adquirir y, sobre todo, de mis propias conclusiones con respecto a cómo ha sido y cómo es el dibujo, le he metido mano a sus vericuetos y actualmente dibujo Ilustraciones y humor, casi siempre humor político (el poder). En todo caso, quisiera que anotaran, entre las cosas que quisiera subrayar para ustedes, que los dibujantes, según la especialidad  a  la  que  nos  aproximamos, hemos debido aprender sistemáticamente

a)  sistemas complejos de signos bidimensionales (además del sistema del lenguaje escrito)

b) la manipulación del bagaje de herramientas y soportes ad hoc PARA EL TRAZADO DE SISTEMAS, las tecnologías útiles para plasmar cualquier combinación expresiva de un sistema de signos dado;

c) el empleo de las herramientas y soportes disponibles con o sin sesgo personal, dependiendo de la especialización. En algunos casos la calidad expresiva se mide por la limpieza (dibujo técnico) y en otros por la  "suciedad" (piense en el expresionismo alemán)

d) INTERLOCUTORES VALIDOS

que hay interlocutores que han aprendido el sistema de signos del mismo modo que nosotros y, por tanto pueden. descifrar el sistema particular de signos- estructurado en un dibujo y destilar su contenido su significado: cualquiera de nosotros puede ser "lector" y "escritor" de dibujos alternativamente. Los dibujos comunican.

e) INCOMPRENSIÓN

que algunos miembros de nuestro entorno no pueden descifrar algunos de los sistemas de signos propuestos en su intención primigenia. Vbg., los códigos arquitectónicos,  electrónicos, mecánicos o, más directamente, los códigos o sistemas del aguafuerte, de la plumilla, de las comiquitas, del humor político, etc. Aún así el dibujo tiene lecturas posibles como un componente más del campo visual, que podemos llamar lecturas empíricas.

3. Las herramientas y las tecnologías de punta

Ahora bien, durante muchos años he estudiado y trabajado en diversos ámbitos relacionados con el dibujo, el cine y la televisión. En realidad me gradué en una beca de cine y televisión. Por ejemplo, en los cursos de dibujo e ilustración que he desarrollado para Prodiseño, mis caballitos de batalla teóricos han sido, entre otros, el Tratado de Pintura de Leonardo, el Arte de la Pintura de Francisco Pacheco (maestro y suegro de Velásquez) las Palabras sobre Pintura de su contemporáneo Shi Dao (enorme maestro chino del siglo XVII) y la Sicología de la visión de Kanisza. Todos indagan la teorí y la práctica del arte visual. Okey, ¿en qué ando ahora? En lo que es algo así como un supuesto profesional: indagando la teoría y la práctica de las nuevas herramientas que nos aporta el mundo moderno a los que estamos enredados con el campo visual como materia prima de la comunicación: la fotografía, el cine la televisión la informática digital Impelido por las exigencias de la industria gráfica he aprendido a utilizar programas adecuados para resolver dibujos e ilustraciones tales como Photoshop, Painter, Photo Paint, Paint Pro Shop, Freehand, Illustrator y AutoCad. También he aprendido a combinar todas sus posibilidades expresivas entre sí. Todo a nivel autodidacta, y siempre actualizando las versiones, que es la obsesión imperante en esta tecnología. Bien, ¿cómo trabajo ahora? Combinando lo "arcaico" y lo "moderno". Realizo trabajos con plumilla (otros emplean tabletas digitalizadoras que utilizan un punzón electromagnético), los digitalizo y luego manipulo con aplicaciones gráficas hasta que el otro lado de la línea de producción escupe un archivo digital apropiado para ser despachado a un medio vía internet o grabado en un CD ROM. En el caso que te empecines en trabajar produciendo artes finales tradicionales con tinta china, gouache, acuarela, etc., en papel u otros soportes, tu trabajo siempre llegaría al estadio digitalizado en cuanto ingresara en los procesos de preprensa propios de la tecnología de punta de la industria gráfica del país y del mundo. Preocupación adicional; las tecnologías web y 3D (Dreamweaver Flash, Poser 3ds rnax, y todo lo que pasaba y pasa alrededor del antiguo dibujo técnico y arquitectónico, para los que las técnicas digitales son una revolución, si se me permite la palabra).

La tecnología digital es como una caja de acuarelas como pinceles y tinta china. Para los profesionales, más herramientas y soportes., martillos, serruchos y tablas, pues. Han introducido instrumentos magníficos, sobre todo en lo referente al dibujo técnico: geometría, arquitectura, mecánica. ingeniería, textiles e tutti quanti. De hecho, para los efectos de este cuento, me parece que el inusitado desarrollo de estas técnicas contribuye a circunscribir más precisamente el campo que queremos delimitar. La tecnología digital nos obliga a repensar lo que hemos dicho hasta ahora en cuanto al dibujo como práctica social.

Primero, fíjense que cualquier dibujante empírico puede transformarse en un dibujante  especializado,  profesional  del  territorio "limpio",  sin  que necesariamente tengas "mano" para el dibujo. En cierto sentido, también puedes penetrar en los terrenos de la expresión "sucia" (ejemplarizar).

Segundo, noten la diversificación de los soportes y la nueva presencia de las pantallas de cine, televisión, monitores y holografías como soportes finales de una multitud impresionante de nuevos dibujos.

Tercero, reparen en las nuevas especialidades expresivas que son función de los nuevos soportes: la fotografía. el cine la televisión, la informática; es decir las películas, los videos, los video juegos etc. Es importante recalcar esto porque la técnica ha permitido desarrollar, por ejemplo, el movimiento real, que en el dibujo ortodoxo era y es sugerido con trucos expresivos ad hoc Y así en adelante, como sucede con las emisiones en vivo de la tele.

¿Qué es lo importante de esto?

Por un lado, el cambio descomunal del campo visual con respecto al que veían nuestros antecesores remotos. La presencia ominosa en nuestra vida cotidiana de colecciones aleatorias de todos los calibres de signos y sistemas de signos, la expansión inusitada de los herramientas expresivas cuyo objeto o materia prima es el campo visual, lo visible. El campo visual está saturado de mensajes visuales producidos por la cultura y no por la naturaleza directamente.

MILLONES DE DIBUJOS COMPITEN CON MILLONES DE DIBUJOS

4. El dibujo y la línea política

Shi Dao dice que el dibujo proviene del entendimiento mental.

Ya vimos que el dibujo se vale de un sistema de signos afincado en lo visual para materializar lo invisible que hay en nuestro interior: pensamientos, ideas, sentimientos. Ahora bien, lo que hay de intangible, vivo y emotivo en nuestro interior procede de la totalidad de nuestra relación con el mundo y en particular de nuestros intercambios con otras personas. Tiene que ver con la totalidad de nuestra historia y con lo que se haya presente ahora mismo ahí dentro, y por eso los grafólogos presumen de poder adivinar nuestro intangible mundo interior estudiando los rasgos de nuestra escritura materializada.

Precisamente el dibujo, al igual que la caligrafía, reduce esa totalidad interior intangible a un sistema de signos bidimensional limitado, incorporado al campo visual. No obstante, los dibujantes ignoramos el sentido de ciertas modulaciones que intervienen en nuestro trabajo desde más allá de la racionalidad conciente, y que los demás pueden llegar a definir como nuestro "estilo". En todo caso, el dibujo materializa, congela" nuestra relación permanente con el mundo en un momento dado. De allí que tengamos que decir que todos los autores y lectores de dibujos tenemos que ver con la política, o, lo que es mismo, con cómo se aprehenden, entienden, postulan, negocian o imponen determinadas relaciones de poder en nuestro ámbito cotidiano. En el país. En el mundo. Al igual que con el dibujo, sucede que todos somos políticos empíricos, porque para vivir o coexistir nos hemos visto en la obligación de desarrollar un método propio personalizado para dilucidar las relaciones humanas que constelan nuestra existencia Y, al igual que en el dibujo o en cualquier otra actividad humana, hay mejores especialistas y gente que se ha dedicado a aprender sistemáticamente los vericuetos de la administración de la polis, es decir, el ejercicio del poder.

Se puede decir que todos somos autores y lectores de la política en cualquiera de los niveles en que se desarrollen relaciones sociales y por eso es posible que exista el humor, que tiene mucho que ver con el poder; el humor político, que es una afortunada combinación de dibujo, escritura y política y que exista yo en cuanto profesional! del dibujo que vive de eso.