María Josefina Alcalá

La paz

Una simple palabra,
un término,
tres letras
que dicen mucho,
significan aun mucho mas,
pero es un simple significado
que abarca
y comprende
o envuelve
lo que es la alegría.
 
Una alegría
suave y quieta
igual a una caricia.

Un significado
que abarca y envuelve

que es la amistad
y la hermandad,

pero el hombre es un universo distinto,

un idioma distinto

dentro de una misma lengua;

todo esto es así
porque al ser el hombre
un idioma distinto
dentro de una misma lengua,
cada hombre,
cada individuo

interpreta la "paz",
esas tres letras distintas,

de modo diferente,
según su criterio
y asimila su significado
según sus convicciones
y manera de interpretar.

Hoy pienso que Dios
está hablando

de manera hermosa,
con palabras más que claras,
pues sus letras
o herramientas

son la misma naturaleza;
si ves al cielo

en la noche

verás la luna muy bella,

si ves al cielo
en el día
verás al sol
hablar distinto
y todo esto no es más
que una manera de gritar

un "no" rotundo
a la guerra en Irak

y un "no" rotundo
a terminar con la vida

plasmada en el cuerpo
de un niño,

de un anciano,
de un hombre,
de una mujer,

un "no" rotundo
a la destrucción,
pero qué se puede hacer,

Dios habla
pero también respeta,

Dios les dio poder

a todos los hombres,

pero también es cierto

que Dios
les otorgó mayor mando

a unos

que a otros

y les otorgo inteligencia

y poder para crear

y no importa el hombre
o la identidad

que tome,

aquel que tiene el poder
crea para destruir
y no se empeña
en conservar,
a dónde nos llevará
el destruir
y el interpretar
de acuerdo
a una manera cerrada
y personalista
las cosas de acuerdo
a nuestra conveniencia?

María Josefina Alcalá, Venezuela

(volver)