Lista de obras

Dirección - Proyecto fotográfico editorial

Filigranes en Caracas

Laurence Faure - Valérie Villieu

La stratégie du bonheur (La estrategia de la felicidad)

Esta obra está conformada por dos series, ambas realizadas en 2002, en plata sobre gelatina, sobre laminil:

Serie JC

40 fotografías de 15 x 21 cm

Serie Strip Teuse

72 fotografías de 15 x 21 cm

3 fotografías de 30 x 40 cm  

 

En su uso popular las películas "8" o "súper 8" plasman o demuestran momentos de felicidad y de paréntesis excepcionales por su singularidad, donde aparece la unidad familiar y donde la ausencia rutinaria del día a día se impone.

Estas imágenes recogen recuerdos colectivos, recuerdos vividos, imaginados, deseados, o que llegan a nosotros contados por otros.

Provocan la posibilidad de sublimar nuestra propia historia a través de la historia de los demás.

Les proponemos aquí dos interpretaciones posibles, fotografías en color de Valérie Villieu y otras en blanco y negro de Laurence Faure, dos universos personales que salen al encuentro de lo íntimo del otro.

Laurence Faure 

Laurence Faure

Valérie Villieu

Laurence Faure nace en 1965. Fotógrafa autor, vive y trabaja en París.

Valérie Villieu nace en 1965. Fotógrafa autor, vive y trabaja en París.

Pierre Hybre

Le voyage vénézuélien (El viaje venezolano)

Esta obra está conformada por 11 piezas, Sin título, realizadas en 1989, en impresión cromogénica, de 50 x 40 cm cada una

 

Esta serie fotográfica trata de un viaje que realicé a través del territorio de Venezuela, de oeste a este, del norte de la costa caribeña al sur de la frontera con Brasil, en 1989.

Durante esta travesía encontré paisajes infinitos, lugares mágicos, personas que posaron sin dificultad frente a la cámara, fui testigo de historias que acontecían a mi paso. Estos pequeños instantes que quedaron fijos en la película constituyen mi "Viaje venezolano".

Lo que me interesa es el aspecto íntimo del viaje, la confrontación con sus límites superfluos, aquellos que se encuentran tan próximos a lo banal que se hace difícil percibirlos.

En mi fotografía, no me siento con la obligación de contar algo importante o interesante (como así lo implica la fotografía de reportaje, con el "sagrado" instante decisivo), me coloco lejos de toda obligación impuesta.

Mi fotografía tampoco se inscribe dentro de un cuadro conceptual estricto y perentorio al cual debo someterme. A veces pienso que una imagen puede ser como un sonido, una seguidilla de notas, frases, palabras que se acercan y vibran en la superficie de la retina y de la película argéntica.

Trato que el acto fotográfico quede totalmente libre pero no inocente... 

Pierre Hybre

Pierre Hybre. Nace en 1958. Fotógrafo independiente. Colabora con la prensa y las agencias de comunicación al mismo tiempo que continua su trabajo personal. Vive y trabaja en París.

Mireille Loup

Une femme de trente ans (Una mujer de treinta años)

Esta obra está conformada por un video (diaporama sonoro), realizado entre 2001 y 2003, de 55 minutos

 

La obra artística de Mireille Loup gira en torno al retrato fotográfico escenificado en el medio urbano o en el paisaje y se inscribe dentro de una narración literaria. De esta manera Mireille Loup se pregunta acerca de la soledad y la ociosidad del ser humano, tomando como punto de partida, el malentendido y la mentira. Pone en juego elementos que tocan la frontera de lo extraño e inhabitual: diferencia de contextos, analogía en las perspectivas, desaparición de los personajes. Su reflexión visual toma como referencia el cine y la literatura y se acompaña sistemáticamente de textos escritos por la propia artista (cuentos y novelas) dando lugar a una orquestación compleja de signos y de referencias entre los diferentes medios de expresión utilizados. Una mujer de treinta años (1999-2002) serie inspirada en la célebre novela de Honoré de Balzac, es una obra multimedia: 170 fotografías acompañadas de audiovisuales, un video, un diaporama francés-inglés, una página web, un cuento publicado por la editorial Filigranes. Para cada uno de estos medios utilizados por la artista propone una autonomía de lectura.

Mireille Loup nace en Lausanne (Suiza) en 1969. Vive y trabaja en Arles (Francia). Representada por la galería "Les filles du calvaire" París, Bruselas.

Dominique Mérigard

L'Expiré (El finado)

Esta obra está conformada por 10 piezas, Sin título, realizadas entre 1996 y 2004, en impresión lambda de un archivo digital, y de 51 x 53 cm cada una

 

La obra fotográfica de Dominique Mérigard gravita en torno al eje del tiempo y la memoria. La serie sobre el cementerio Père-Lachaise comienza en 1985 en blanco y negro y a partir de 1996 pasa al color utilizando un Polaroid SX 70.

Es un trabajo sobre signos. Profanos o religiosos, son manifestaciones de amor, la lucha del recuerdo contra el olvido. Pocas veces ostentosos, a menudo frágiles, parecen destinados a desaparecer, a borrarse, a romperse o marchitarse.

Como un arqueólogo, Dominique Mérigard grabó los signos consagrados a enturbiar el recuerdo. El proyecto se llevó a cabo a lo largo de casi una década.

Con el tiempo, las visitas repentinas del fotógrafo se convirtieron en citas acordadas, ajustadas al ritmo de las fiestas religiosas o profanas. Más que un pretexto, era una oportunidad para recoger los testimonios de amor que los vivos ofrecen a sus muertos.

Pero estas imágenes no sólo hablan de la muerte. Luminosas, transparentes o aéreas, nos hablan de lo efímero y de la desaparición, así como del soplo y de la intensidad.

La editorial Filigranes publicó una serie de imágenes procedentes de este trabajo, junto con un texto de Muriel Pic.

Dominique Mérigard: Nacido en 1964. Fotógrafo, diseñador y editor. Funda en 1994 la editorial Intensité. Vive y trabaja en París.

Serge Picard

Aux bords du Monde (Al borde del mundo)

Esta obra está conformada por 10 piezas, Sin título, realizadas en 2001, en plata sobre gelatina, y de 51 x 60,5 cm cada una

 

Abarcar el tiempo en una mirada podría ser aquí una buena definición de la fotografía. La paradoja pretende que el tiempo ínfimo de la toma pueda restituirnos aquí, y gracias al dispositivo utilizado que evoca los inicios de la fotografía, y a causa también de la extensión del espacio enfocado, un tiempo sin límites, un tiempo sin fecha. Debido a que estas fotografías exploran geografías singulares y están sujetas a espacios particulares, no hacen sino hablarnos del tiempo. El tiempo como un enigma hasta para aquél que se posiciona detrás del objetivo, el tiempo que alcanza una materialidad que nos es necesario atravesar. Otra percepción, otra sensación, casi física, de una temporalidad anormal. En este tiempo suspendido, estamos obligados no de ver, sino de mirar, de alimentarnos de materias, del grano de la imagen confundido con el grano del tiempo por la magia de los granos de plata suspendidos en el vuelo del tiempo. Somos así llevados en un viaje infinito donde se nos pide como condición sine qua non, para poder partir, no movernos y tomarnos el tiempo.

Christian Caujolle

Serge Picard nace en Saint-Brieuc (Francia) en 1961. Vive y trabaja en París. Representado por la agencia y galería VU.

Marion Poussier

Un été (Un verano)

Esta obra está conformada por 11 piezas, Sin título, realizadas entre 2003 y 2005, en impresión cromogénica, y de 51 x 40,5 cm cada una

 

Marion Poussier forma parte de esos cazadores de nuestra sociedad que son ciertos fotógrafos. A través de una relectura de sus propios recuerdos, ella nos implica en el mundo complejo de los adolescentes.

En estas fotografías los vemos que se observan en el secreto de sus pequeñas mentiras, desestabilizados por su cuerpo en período de mudez. El deseo que los recoge y los alienta, los hace reunirse o, por el contrario, los obliga a tomar una cierta distancia.

Marion se aleja de las turbaciones que experimentan estos adolescentes víctimas de nuestra sociedad. Su campo de investigación es una colonia vacacional y es en este hondo espacio que ella posiciona su punto de vista. En frente, los personajes seleccionados desfilan y evolucionan en silencio en un decorado donde se susurran gestos tintados de colores tenues.

Nosotros a su vez somos los espectadores de un teatro de mimos en el cual la gestual es un primer tantear de la vida. Es un lugar en donde se inventan historias algunas impresas de torpeza, y otras de seguridad mal controlada.

Esta evanescencia de momentos dulces y melancólicos evoca todo al mismo tiempo, es reflejo de nuestras sociedades y es el espejo de nuestros recuerdos de la infancia.

Yann Le Goff

Marion Poussier. Nace en Rennes (Francia) en 1980. Fotógrafa independiente, colabora con la prensa y desarrolla en paralelo un trabajo personal que refleja su sensibilidad y sus interrogaciones. Vive y trabaja en París.

Jorge Rivas-Rivas

Mi pueblo

Esta obra está conformada por 10 piezas, realizadas entre 1990 y 2000, en plata sobre gelatina, de 56 x 71 cm cada una:

Los muñecos, 1990 

Kimberli, María y Richard, 1992 

Nubes de agua, 1992

El cerrito, 1994

Lola, 1994 

Richard, 1994 

La nieta de Barinitas, 1996                   

Elisaúl, Jhony y Franklin, 1997  

Recuerdo de abuelita, 1997 

Karen y Kimberly, 2000

 

De regreso a su pueblo natal, Altamira de Cáceres, desde 1990, Jorge Rivas-Rivas nos propone una meditación sobre el lugar de sus orígenes, asociando la gente, los lugares y las cosas que lo rodean desde su infancia.

Jorge Rivas-Rivas no hace otra cosa sino perpetuar una memoria, uniendo a vivos y muertos en un destino común, sin ruptura genuina. Nos entrega retratos de una naturalidad sobrecogedora y como atravesados por una tensión particular. Esos retratos son mucho más conmovedores, ya que el fotógrafo confía a cada uno de sus retratados, el cuidado de recogerse, reencontrarse y conectarse con él en tácita complicidad. Jorge rememora las visitas dominicales, antaño compartidas con su madre, y los rituales de la vida cotidiana: una gallina desplumada para una ocasión especial, un baño familiar en alguna cascada, granos de café sabiamente expuestos al sol. Mi Pueblo, dice el autor "es un intento de reanudar una historia a la cual pertenezco. Es tan sólo un primer paso sobre mis propias huellas, un camino que se abre hacia una continuidad".

Philippe Bertin

Jorge Rivas-Rivas. Nace en Altamira (Venezuela) en 1956. Fotógrafo autor, vive y trabaja en París desde 1981.

Jorge Rivas-Rivas

Mi pueblo

Prólogo de Luis Alberto Crespo. Libro en
co-edición con el Centro Nacional de la Fotografía de Venezuela (CENAFV).

"Mi pueblo quiere llamarse esta biografía fotográfica de Altamira de Cáceres,
porque es regreso del autor al principio de su ser y de su conciencia. Lo
esperan el camino oscuro del cafetal, la bruma del alba, el follaje que termina
en un labriego o en la sala que comienza en la infancia y atardece en la
abuela.

El juntamiento de esa gente hierática, bañada por la luz
guardada largamente en el álbum y el baúl, con la que se expone aun a la
intemperie, pareciera propiciar ante nosotros -espectadores y lectores-, una
existencia otra, caso aquella, inasible de la vida sorprendida en su súbita
desaparición, de la cual conservamos un halito, allí en el rostro asombrado de
cejijunto, en la mano como presentimiento de la caída de un cuerpo, en la
privación enigmática al momento de musitar o clamar"
Luis Alberto Crespo

Delphine Warin

Les yeux grands ouverts (Los ojos bien abiertos)

Esta obra está conformada por 9 piezas, realizadas entre 2002 y 2003, en plata sobre gelatina b/n, de diferentes medidas

Anne et Clara, 4 ans (Anne y Clara, 4 años), 2002

60 x 50 cm

Bouchara, Jawad, Yassin, 2002

60 x 50 cm

Chahbas et Nadia (Chahbas y Nadia), 2002

60 x 50 cm

Najat, coiffe Angelique (Najat, peina a Angelique), 2002

50 x 40 cm

Najat et Mélodie, 1 mois (Najat y Mélodie, 1 mes), 2002

60 x 50 cm

Najat, Mélodie et Angelique au esquare (Najat, Mélodie y Angelique en el parquet), 2002

50 x 40 cm

Andréja et Michel, 9 mois (Andréja et Michel, 9 meses), 2003

60 x 50 cm

Andréja et Michele en promenade (Andréja y Michele paseando), 2003

40 x 50 cm

Le manege (El carrusel), 2003

50 x 40 cm

 

El amor es ciego, según dicen... Para aquellos que no ven parecería más bien que él les abre la vista. Abrir la vista, una expresión estupenda utilizada por Jack y Chahba, pareja de invidentes que hablan así del nacimiento de su hija: "Cuando Nadia nació, la casa se llenó de colores y de alegría, como si ella nos hubiera abierto la vista". Dar a luz siempre es una experiencia íntima impactante. Pero si además la madre es ciega y asume esa decisión a sabiendas de que ella no conocerá nunca el rostro de su hijo, parece casi como un desafío sagrado y supone una confianza fuera de serie. Es así como desde hace tres años, Delphine Warin conoció a Edith Thoueille, una puericulturista de excepción, fundadora de un programa de apoyo a las madres invidentes.

Gracias a Edith, Delphine Warin siguió la rutina de aquellas mujeres y reunió una serie de retratos en blanco y negro, intensos, marco ajustado que muestra de esta manera la relación carnal que une a estas mujeres con sus hijos.

Intercambio sorprendente de miradas, aquella de Delphine Warin quien aborda este tema con humanidad y sencillez evitándonos el drama habitual de este tipo de imágenes. Ella se acerca también a los ojos de las madres, que aun sin vista saben mirar de otra manera. Luego a la mirada de los hijos enfermos y felices a la vez. Un denominador común a lo largo de esta serie de fotografías: Todos tienen los ojos bien abiertos. Con estas imágenes Delphine Warin busca continuar, explorando la naturaleza secreta de los lazos que unen a aquellos que se aman, en un seguimiento de su trabajo comenzado hace algunos años, llamado Lazos.

Isabelle Stassart

Delphine Warin. Nace en 1967. Vive y trabaja entre París y Marruecos. Fotógrafa independiente. Colabora con la prensa e instituciones públicas y prosigue paralelamente su trabajo personal.

(volver)