Mundo

Recomposición

Campaña opositora, 2004

Tío Sam-cocho, 2004

¿A qué organización pertenece?, 2004

Rayos X, 2004

Encuestas, 2004

Con un golpe o con vacío de poder, 2004

Pinocho Visión, 2004

Por cosas de la vida, siempre he estado en pensamiento,
palabras y obras, tirando hacia la izquierda

Desde que nací, he sido de derechas...físicamente hablando.
En varias ocasiones he intentado ser de izquierdas, tratando de imitar a Leonardo Da Vinci (por supuesto fracasando en el intento).
Regresando siempre al punto donde me siento más cómodo, al fin y al cabo es gracias a la derecha que he podido sobrevivir.

Mi hermano mayor nació con el estigma de la izquierda, sufriendo el yugo de mi padre, quien le inutilizó la siniestra por un tiempo porque consideraba que el uso de la contraria era lo procedente para no ser  considerado como un anormal.
Así que poco a poco mi hermano llegó a ser de derechas y mi padre satisfecho; no así mi hermano.
"Que la derecha no se entere lo que hace izquierda decía mi abuelo materno".

Por cosas de la vida, siempre he estado en pensamiento, palabras y obras, tirando hacia la izquierda.
Es decir ya nací con el yin y el yan de la contradicción.
En verdad que no sé si lo soy por nacimiento, por espíritu, por afiliación política, por jodedor, por convicciónes filosóficas, por utópico o porque sencillamente no tenía otra alternativa.
Esa posición existencial la he expresado en el arte, en la familia, y también... a la policía política. La he puesto en práctica en un trabajo social, durante diez años en un barrio de Naguanagua, Valencia.

Siempre caminando a contracorriente para lograr objetivos comunes. Si mi empeño ha sido efectivo, no me atrevo afirmarlo, pero si puedo decir que he actuado como me lo indica mi "gusanito" social, es decir actuar en consecuencia.
Actualmente me encuentro escribiendo (con la derecha) y dibujando (con la izquierda), un manual de  "Cómo seguir siendo de izquierdas y no morir en el intento en época de vacas gordas" (original...¡verdad!).
Me he inspirado, para semejante pretensión, en mi vida propia y en algunos líderes de la izquierda criolla.
Hasta el momento he sacado una conclusión, que ya es bastante y justifica el esfuerzo; veamos: algunos líderes antropológicos y neonatos de la izquierda venezolana, funjen de ser izquierdistas o "progresistas", cuando el gobierno de turno es de clara intención derechista, antidemocrático y al que le importa un bledo pasarse  los derechos humanos por el forro. En ese sistema se sienten realizados, como pez en el agua, tienen el monóxido que necesitan respirar y sentirse vivos...políticamente.

Ahora bien...cuando al fin el ambiente social y político les es favorable para poner en práctica sus "desvaríos" sociales, es decir, por lo que siempre han luchado... entonces a estos líderes les ilumina el espíritu burlón, y terminan siendo más papistas que el Papa...comulgando a la diestra, con el todopoderoso poder reaccionario.
Entonces, para rematar, se afilian en la Coordinadora Democrática (¿?) buscando el añorado sistema donde crecieron...políticamente y allí terminan siendo la izquierda de la derecha (cosas veredes amigo Sancho).

(volver)