Sandra Vivas

 

Venezuela

 

(volver)

Pasado pisado, 2002
Vitrina para exposición de documentos y diarios de la artista desde el 8 de enero de 1980 hasta  el 21 de noviembre de 2001
Medidas variables
La obra presenta literalmente la intransferabilidad de lo íntimo, a través de la imposibilidad a acceder a la lectura de los diarios acumulados durante 22 años. La obra se desarrolló a partir de la idea de mostrar la colección de diarios de la artista sin permitir su lectura. Viene de una idea acerca de la contradicción en "exponer" algo muy personal, privado y la idea de cuestionar de alguna manera el objeto muerto que emanan los dispositivos museísticos tradicionales. Además, infiere las experiencias, sentimientos y anécdotas personales como base (literal) de ese mismo dispositivo expositivo (la vitrina para exhibir documentos). El discurso narrativo personal coleccionado pero de acceso aún más imposible que detrás de una vitrina. Los absurdos limites de lo privado, de lo que muestro y lo que oculto. La vitrina vacía, privada de su sentido original y convertida en un objeto casi decorativo, utilizada como "pisapapeles", en función de su peso y la fosilización que sufren las obras una vez que se exhiben detrás de una vitrina.  La vitrina extendiéndose por las patas a los diarios como raíz y base reviviendo el objeto-vitrina y cosificando los diarios. Y finalmente, jugar con el misterio que crea lo no develado y la proyección de las infinitas fantasías del público acerca del contenido de los diarios.

Sandra Vivas